Tipos de Antivalores y sus significados

Anti valores




¿ Qué son los Antivalores y qué tipos de antivalores hay ?

Clasificacion de los antivalores: como anti valores, también conocidos como  contravalores  se conocen aquellas  actitudes negativas que se oponen a lo que establecen los valores éticos y los valores morales que regulan y guían las conductas de las personas en la sociedad. La palabra, como tal, se forma con el prefijo anti-, que significa ‘opuesto’, y el sustantivo valor.

Vea también : Tipos de valores y sus significados 

En este sentido, los antivalores conforman una serie de actitudes negativas, incluso, peligrosas, que se contraponen a su par opuesto, los valores, y que no reciben el apoyo de la sociedad en general.

Por su parte, los valores son los principios del buen obrar, del camino de la virtud, del bien, mientras que los antivalores suponen una forma de actuar inadecuada e incorrecta. De allí que, los antivalores estén asociados a conductas inmorales o antiéticas.



Los tipos de antivalor es atentan contra los valores sobre los que se funda nuestra vida en sociedad como el respeto, la tolerancia, la honestidad, la responsabilidad, la lealtad, la solidaridad, la generosidad y la gratitud, entre otros. Por tanto, los antivalores dificultan la buena convivencia, la armonía y el respeto mutuo, aveces conocido como antivalor de respeto, antivalor de solidaridad , antivalor de amistad o antivalor de compromiso o antivalor de igualdad, valores necesarios para la vida social.

Asimismo, tanto las religiones como los diferentes sistemas de pensamiento ideológico o filosófico se rigen de acuerdo a los sistemas de valores, a fin de evitar la práctica de los antivalores como  la deshonestidad, la injusticia, la intransigencia, la intolerancia, el irrespeto o la irresponsabilidad, que se cuentan entre los más graves.

Cuando los antivalores rigen la conducta de una persona, por lo general, nos encontramos con un individuo negativo, frío e insensible a quien no le importa los demás y, mucho menos, las consecuencias que sus actos tienen sobre otros. De allí que, los antivalores afecten la vida de las personas en los aspectos personal, familiar, escolar o laboral. Por parte de culpa de el antivalor de solidaridad.




Los antivalores deshumanizan y degradan a la persona que los profesa, tanto así que puede recibir una sanción social e, incluso, en los casos más extremos, un castigo por parte del Estado.

Vea también : Tipos de Valores y sus significados

Ejemplos de antivalores

A continuación se presenta diferentes ejemplos de los antivalores más relevantes,  antivalores y su significado, algunos como el antivalor de armonia,  antivalor de la solidaridad, antivalores de amistad, antivalor de voluntad o antivalor del respeto.

Irrespeto

irrespeto

El irrespeto es lo opuesto al respeto. La palabra, como tal, designa la falta de respeto que se manifiesta hacia algo o alguien.

El irrespeto es considerado como una falta grave para la sana convivencia entre las personas, pues violenta uno de los principales valores que garantizan la armonía social: el respeto. Además, es unantivalor, pues va en contra de una sana práctica de la moral y las buenas costumbres. Quien es irrespetuoso tampoco puede exigir ser respetado, pues el respeto debe ser recíproco.

En este sentido, el irrespeto es una actitud que afecta negativamente las relaciones entre los individuos, o las que estos establecen con ciertas instituciones, normas o hábitos sociales.

La falta de respeto, de este modo, se puede evidenciar la actitud de quien no está dispuesto a acatar ciertas normas, o de quien no rinde los debidos tributos o cortesías a una autoridad o a una institución: “¡Qué irrespeto, Manuel! Has entrado a la iglesia sin quitarte el sombrero”.




Por otro lado, el irrespeto se puede manifestar a través de ciertas conductas, como ofender o insultar a una persona: “No me irrespetes de esa manera: yo soy tu madre”. Asimismo, acciones como vejar, maltratar o agredir físicamente a alguien se pueden considerar como irrespetuosas.

Vea también : Significado y definición de Cultura 

Una forma actual de irrespeto a las personas con quienes compartimos es practicando phubbing, que es el hábito de ignorar a las personas que están con nosotros con la excusa de mirar nuestro smartphone o teléfono inteligente.

Una persona irrespetuosa es alguien intolerante hacia lo que no entiende o lo que es diferente de sí. Además, un individuo irrespetuoso suele incurrir en muchas otras faltas, como la discriminación, la ofensa, el menosprecio y el desdén hacia otras personas, instituciones o autoridades, por lo que debe ser reprendido.

Sinónimos de irrespeto, por otro lado, pueden considerarse: impertinencia, insolencia, irreverencia, desdén y desprecio. Y antónimos, por su parte, serían: respeto, acatamiento, veneración, obediencia y consideración.

En inglés, irrespeto o falta de respeto puede traducirse como disrespect. Por su lado, disrespect también puede funcionar como verbo para significar ‘irrespetar’ o ‘faltar el respeto’.

Vea también : El Racismo y su historia hasta la actualidad

Deshonestidad

deshonestidad

La deshonestidad es calidad de deshonesto. También, es dicho o hecho deshonesto.




Asimismo, la deshonestidad es ausencia de integridad al tratar de las cosas que pertenece a otros. En referencia a este punto, las personas deshonestas engañan a otros con el fin de conseguir algún beneficio y lograr su objetivo, este tipo de actitud es muy notable en el campo laboral entre los empleados sobre todo para poder subir de escalón.

El término deshonestidad es lo contrario de honestidad, por ende, la deshonestidad es una característica del ser humano que lo caracteriza como desleal, no confiable y suele estar muy ligado con la mentira. La persona deshonesta se caracteriza por pasar el tiempo hablando de otras aunque le sea difícil de reconocerlo o nunca lo haga.

La deshonestidad es un antivalor que va en contra de la moral y las buenas costumbres. La deshonestidad se puede observar en diferentes relaciones como: en lo laboral, en el ámbito de pareja, en una amistad, etcétera, en virtud de que un gesto deshonesto permite crear una imagen negativa de la propia persona.

Vea también : Problemas sociales relacionados con la pobreza y la riqueza 

En referencia a lo anterior, la deshonestidad es una actitud que afecta negativamente a las relaciones entre individuos o que se establece con ciertas instituciones, normas o hábitos sociales.

Por otro lado, deshonesto es usado como adjetivo para hacer referencia a una persona que actúa sin honestidad. Como tal, una persona deshonesta no posee una correcta moral y no guarda las normas éticas y, puede incurrir en otras faltas como la mentira, falsedad, engaño, lujuria, etcétera.




La palabra deshonestidad es usada como sinónimo de: indecencia, inmoralidad, deslealtad, cinismo, desvergüenza, etcétera. Asimismo, algunos antónimos de la expresión deshonestidad son: decencia, dignidad, modestia, pudor, entre otros.

La expresión deshonesta traducida en el idioma inglés es “dishonesty”.

Vea también : Lucha de clases

Injusticia

injusticia

La injusticia es la falta o ausencia de justicia, de bien común y de equilibrio, en referencia a un suceso, a un acto o a una situación de hecho (statu quo). La injusticia puede formar parte de un grupo social y también de sujetos individuales.

El término injusticia se refiere generalmente a la ilegalidad, a la negligencia, a la mala conducta o al abuso que no ha sido corregido, o bien sancionado por el sistema legal y/o sistema judicial, y también al no respeto por los derechos tanto de los individuos como de la sociedad en conjunto. Así, la injusticia es el beneficio de algunos en pos del perjuicio de otros.



La injusticia no aparece solamente en la Ley y en el incumplimiento de esta, sino en el día a día, cuando alguno de los valores, como el respeto, la verdad, el amor al prójimo, la solidaridad o la ética, no se toman en cuenta y son dejados de lado. Por lo tanto, un cambio de actitud ante pequeñas o grandes situaciones que nos parecen injustas será el único camino hacia el logro de sólidas estructuras de justicia.

La injusticia, y también la justicia, pueden tener algunas diferencias entre los diferentes países según los sistemas jurídicos vigentes en los distintos países. A veces, la mala justicia o injusticia y el abuso respecto a esta puede deberse a un fallo sistémico en el ordenamiento jurídico, denominado vacío legal.




Etimológicamente, es de origen latín iniustus.

Vea también : Injusticia e Injusticia social 

Injusticia social

Se conoce como injusticia social a la desigualdad de condiciones que se presenta ante una sociedad como resultado de la discriminación que sufre un grupo respecto a otro. La injusticia social, puede ser vista como un déficit en el acceso a los derechos, bien sea económicos, sociales.

A diario, existen individuos que viven una situación de injusticia social, siendo lo más vulnerables aquellos que son catalogados como pobres, no solo sufren carencias económicas y falta de oportunidades (educación, empleo), sino también la discriminación social por parte de un sector de la comunidad e inclusive por algunos gobiernos que establecen planes económicos que empobrecen aún más a quienes se encuentran en esta situación.

Por otro lado, se puede apreciar como injusticia social aquellas personas que no son tratadas con dignidad en virtud de su religión, género o etnia, como es el caso de los negros tras el fin de la colonización. Asimismo, antiguamente existía una marcada diferencia entre la capacidad jurídica de la mujer con respecto al hombre, era excluida de las decisiones comunitarias, no podía ejercer sus derechos políticos, era vista únicamente para el cuidado del hogar.

Con respecto a lo anterior, la mujer con el pasar de los años logro su libertad e igualdad, hoy en día juega un rol fundamental e importante en la sociedad. En virtud de ello, el principal responsable para acabar con las injusticias sociales es el propio ser humano ante un cambio de actitud y exigir con firmeza y fuerza los derechos que le corresponde para lograr unas estructuras sólidas de justicias.




Vea también : La Ética y la Moral

Intolerancia

intolerancia

La intolerancia es la capacidad o habilidad que posee una persona de no soportar las opiniones diferentes a las de él. La palabra intolerancia es de origen latín intolerantia.

La intolerancia es sinónimo de intransigencia, terquedad, obstinación, testarudez por no respetar a las personas que poseen pensamientos diferentes bien sea en el ámbito político, religioso, cultural, sexual, racial, etcétera. En referencia a lo anterior, se puede deducir que la intolerancia es un antivalor que no permite una buena convivencia entre las personas.

El término intolerable es un adjetivo que describe una cosa o alguien que no se puede tolerar, por ejemplo: cuando se observa una situación de maltrato infantil, la misma se torna intolerable para quien vive la situación como para quien la observa o, el individuo que no acepta ideas distintas a las de él se puede decir “es intolerable estar con él” o “¡que intolerante es!”.

Asimismo, una persona intolerante puede cometer otras faltas como: la discriminación, la agresión, el irrespeto, producto de la falta de tolerancia a las ideas diferentes de sí. Por ende, la intolerancia es una actitud negativa que afecta las relaciones entre los prójimos.




Por otro lado, la intolerancia es un conjunto de reacciones opuestas a la acción de un producto, bien sea alimentos, bebidas o medicinas. En referencia a este punto, ciertas personas no pueden ingerir un determinado alimento o medicamento porque le produce reacciones adversas y se puede observar a través de ciertos síntomas como: vómitos, dolor de gastritis, entre otros.

Intolerancia alimentaria

La intolerancia alimentaria se caracteriza por la incapacidad de consumir ciertos tipos de alimentos ya que los mismos producen reacciones adversas sobre la salud del individuo.

Asimismo, la intolerancia alimentaria más común es la intolerancia a la lactosa ocurre en ciertas personas por la ausencia de la enzima digestiva lactasa que se encarga de descomponer el azúcar de la leche, asimismo existen otras intolerancias como: intolerancia al gluten producto de la enfermedad celíaca que es un trastorno en el intestino delgado ocasionado por una reacción alérgica al gluten. Asimismo, el gluten es una proteína presente en el trigo, cebada, avena, y, en ocasiones, en medicinas, vitaminas, entre otros.



La intolerancia a la fructuosa, como primer lugar, la fructuosa es un azúcar de las frutas que se presente de forma natural en el cuerpo humano y, por ende, toda persona que es intolerante a la fructuosa es producto de la falta de proteína que pueda descomponer la fructuosa, asimismo, es la carencia de la enzima aldolasa B. No obstante, la fructuosa artificial se encuentra presente en edulcorantes, alimentos y bebidas.

Los síntomas a las reacciones alimentarias pueden ser respiratorios, cutáneos, gastrointestinales y sistémicos.

Intolerancia religiosa

La intolerancia religiosaes el rechazo hacia las creencias o prácticas religiosas de otros individuos. En referencia a este punto, la Organización Mundial de las Naciones Unidas, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos contempla la libertad de expresión de las creencias religiosas y prohíbe la discriminación por asuntos religiosos.




Intolerancia étnica

La intolerancia étnicaes la discriminación de un grupo de personas producto de su origen étnico-cultural como: símbolos, formas de vida, idiomas, creencias, etcétera o, por sus características físicas con el fin de perjudicar el goce y ejercicio de los derechos y libertades fundamentales de las personas. No obstante, la intolerancia etnia no se debe confundir con el vocablo racismo, ya que este último se fundamenta únicamente en las características físicas o biológicas y califica las razas que son superiores a otras.

Xenofobia

La xenofobia es la intolerancia o el rechazo a las personas extranjeras, no obstante, dicho vocablo se amplía a los grupos étnicos, diferentes a los que no pertenece el individuo. Este fenómeno se observa en lugares donde cohabitan 2 o más comunidades de diferentes culturas, religiones o, idiomas. La xenofobia se basa en los distintos prejuicios culturales, religiosos, históricos u otros con lo desconocido producto de situaciones que interfirieron en la vida del individuo.

Homofobia

La homofobia es el rechazo o la exclusión hacia personas homosexuales. Asimismo, este vocablo se extiende a personas transexuales, bisexuales y metrosexuales. No obstante, en el ámbito religioso, se puede decir que existen religiones homofóbicas ya que no permiten la homosexualidad como condición humana.

Vea también : Luchar contra el Racismo 

Egoísmo

egoísmo

Como egoísmo se denomina la actitud de quien manifiesta un excesivo amor por sí mismo, y que solamente se ocupa de aquello que es para su propio interés y beneficio, sin atender ni reparar en las necesidades del resto. La palabra, como tal, proviene del latín ego, que significa ‘yo’, y se compone con el sufijo “-ismo”, que indica la actitud de quien solo manifiesta interés por lo propio.




El egoísmo también puede reconocerse en todas aquellas acciones realizadas por interés personal, para provecho propio, y sin mirar en las necesidades, opiniones, gustos o intereses de los demás. Los actos así realizados pueden calificarse de egoístas.

El egoísmo, como tal, es una actitud que dificulta la relación con el prójimo, pues la persona egoísta trata y hace sentir a los demás como si no existieran, o como si sus preocupaciones o ideas no importaran. De allí que también se lo compare con el individualismo.

En este sentido, el egoísmo es un antivalor, opuesto a valores tan importantes para la convivencia humana como la solidaridad, la gratitudo el altruismo.

Egoísmo moral



En Filosofía, el egoísmo moral o ético es un sistema de pensamiento filosófico según el cual las personas siempre obran para su propio provecho, pero de manera ética y racional, con respeto al otro, obedeciendo al sentido común, y honrando axiomas del estilo “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”.

Egoísmo según la Biblia

El egoísmo es una actitud que se opone al amor al prójimo, predicado por la fe cristiana. A este respecto, en el texto bíblico se señala: “Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás” (Filipenses, II: 3-4).

Egoísmo en Psicología

Desde una perspectiva psicológica, el egoísmo alude a un conjunto de conductas del ser humano que se pueden manifestar en el egotismo, que es el sentimiento de quien tiene una idea exagerada de su propia importancia; en el egocentrismo, que es la actitud propia de quien cree que todo gira únicamente en torno a sus intereses, y, finalmente, puede expresarse en una conducta abiertamente asocial, que es la de quien no muestra ningún interés por las demás personas ni por integrarse en la vida social.




Vea también : Las redes sociales 

Arrogancia

arrogancia

La arrogancia es el sentimiento de superioridad que desarrolla un individuo en relación con los otros, basado en la falsa creencia de que merece mayores privilegios o concesiones que el resto. La palabra, como tal, proviene del latín arrogantia.

La arrogancia es un defecto del carácter que consiste en ser altaneros, presuntuosos, prepotentes o soberbios.

Para la psicología, la arrogancia surge como consecuencia de la necesidad de alimentar o proteger un ego frágil. De este modo, funciona como un mecanismo de compensación en el cual la persona arrogante disfraza sus carencias de autoestima de superioridad.

Una persona arrogante tiene, en definitiva, una imagen de sí misma un poco inflada: se cree mejor que los demás, piensa que puede atropellar o maltratar a los otros debido a los derechos que se atribuye. Pero se equivoca: los demás simplemente lo verán como una persona pesada en el mejor de los casos, y despreciable, en el peor.

La arrogancia no debe confundirse con la idea de la autoestima. Tener una autoestima elevada es saludable, pues se relaciona con la valoración que tenemos de nosotros mismos, con el amor propio.

La arrogancia, en cambio, supone una imagen distorsionada de nosotros mismos, y la creación de un ego elevado para compensar nuestras carencias de autoestima.

La arrogancia, por ejemplo, se manifiesta cuando alguien no deja que los demás expresen su opinión en una reunión, sino que siempre quiere imponer su punto de vista, pese a que podría estar pasando por alto cuestiones relevantes para la discusión, pero no es capaz de darse cuenta.




Constituye arrogancia pensar que el dinero es suficiente para conseguir las cosas que queremos en esta vida, pues el dinero por sí mismo no tiene ningún valor frente al amor, la amistad, la belleza y la felicidad.

Sinónimos de arrogancia son soberbia, altanería, altivez, engreimiento, orgullo, desprecio, desdén; jactancia, petulancia, presunción. Antónimos serían humildad, modestia, sencillez.

En inglés, arrogancia puede traducirse como  arrogance. Por ejemplo: “Thearrogance of power” (la arrogancia del poder).

Vea también : Teoría Marxista 

Soberbia

soberbia

La palabra soberbia proviene del latín superbĭa y es un sentimiento de valoración de uno mismo por encima de los demás, sobrevaloración del yo respecto de otros, es un sentimiento de superioridad que lleva a presumir de las cualidades o de las ideas propias y menospreciar las ajenas.

La soberbia se diferencia del orgullo en que éste último es disimulable, apreciado cuando surge de virtudes o de causas nobles, y la soberbia manifiesta el deseo de ser preferido por otros, basándose en la satisfacción de la propia vanidad, del yo, del ego. Se puede decir que el orgullo puede derivar para la soberbia. La soberbia es una actitud orgullosa consistente en la perspicacia de aquella persona que se envanece a sí misma.

Popularmente, se llama también soberbia a la rabia o al enfado que muestra una persona de manera exagerada ante una contrariedad. Y es considerado por la teología católica uno de los siete pecados capitales.

Algunos sinónimos de soberbia son, altanería, altivez, arrogancia, vanidad, etc. Lo contrario de soberbia es la humildad, la sencillez, la modestia, etc.




Manifestaciones del orgullo en grado de soberbia

Si una persona manifiesta algún tipo de rebeldía cuando no quiere obedecer, su orgullo se ha transformado en soberbia.
Si una persona es autoritaria al mandar, tiene envidia de los valores de los demás, critica a los envidiados, es una persona con soberbia.
La mayoría de los momentos con malhumor en la convivencia familiar y la mayoría de los enfados derivan de un orgullo individual que se ha transformado en soberbia.
Las personas con soberbia nunca tienen dignidad y mucho menos aceptan sus errores.

Frases sobre la soberbia

“El oro hace soberbios, y la soberbia, necios.” Proverbio

“Un dia será el mundo con su impersonalidad soberbia contra mi extrema individualidad de persona, pero seremos uno solo.” Clarice Lispector

“La soberbia es el vicio de los ignorantes.” Leonardo Murialdo

“Donde hay soberbia, allí habrá ignorancia; mas donde hay humildad, habrá sabiduría.” Salomón



“La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder.” José de San Martín.

Vea también : Burguesía vs Proletariado 

Odio

odio

Se conoce como odio a la antipatía oaversión hacia alguna cosa o persona cuyo mal se desea. La palabra odio es de origen latín “odium”.

El odio es sinónimo de hostilidad, resentimiento, rencor, lo cual genera un sentimiento de profunda enemistad y rechazo que conduce al mal hacia una persona o el deseo de enfrentamiento con la misma.




En referencia a lo anterior, el odio es visto como un valor negativo que va en contra del amor o la amistad, que produce disgusto o repulsión hacia una persona, cosa o situación con el deseo de destruir o evitar todo aquello que se odia.

El odio acarrea consecuencias destructivas y peligrosas, específicamente agresiones físicas, psicológicas, o verbales, que en ocasiones llevan a la muerte de una persona producto del odio que alguien siente por la misma, lo cual muchas veces es generado por acciones o conductas realizadas por la misma.

No obstante, los principales delitos por odio son aquellos que son cometidos a un grupo social con características determinadas, como es el caso de las víctimas de racismo, homofobia, xenofobia, etnocentrismo, intolerancia religiosa, entre otros.

En relación a lo anterior, en sentido jurídico, es lo que se conoce como crímenes de odio que son aquellos que se caracterizan por la intolerancia y discriminación. Los crímenes de guerra se basan en amenazas, acoso o daños físicos hacia un individuo o grupos determinados, creando perjuicios o deterioros a la sociedad.

Por último, el término odioso es un adjetivo que apunta a la persona o cosa que provoca odio.

Odio en la biblia

Dios creó a los hombres para que sean hermanos y vivieran en el amor, sin embargo, este sentimiento se observa desde tiempos remotos e inclusos en pasajes bíblicos, como es el caso de Cain y Abel, Jacob y Esaú, los hijos de Jacob con José, entre otros.




Con base a lo anterior, quien sigue a Dios debe de amar al prójimo, reconciliarse, y estar presente para servir su mano amiga, en los buenos y malos momentos. En relación a este punto, existen diversas citas bíblicas:

Vea también : La Tolerancia Definición y ejemplos 

  • “Los que amáis a Jehová, aborreced el mal” (Salmo 97:10a)
  • “Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio” (Mateo 5:22)

Odio en la filosofía

Existen diversas opiniones, de filósofos importantes en relación al odio. Para Aristóteles, el odio es un deseo de eliminar un objeto que es incurable con el transcurrir del tiempo, por su parte, René Descartes observa al odio como la conciencia de que un objeto, situación o persona está mal, y por ende, lo más sano para el individuo es alejarse de ello.

Odio y amor



El odio es lo opuesto al amor, pero existe una expresión popular “del amor al odio hay un solo paso, y viceversa”, esto es en virtud de que el odio que siente un ser humano por otro lo considera importante, y que por una u otra causa o conducta se destruyó la relación de amistad, llegando a sentir odio pero con la posibilidad de que en un futuro desaparezca ese sentimiento, e intente reanudar la relación que antes existía.

Odio en psicología

En el área de la psicología, el odio es visto como sentimiento intenso que produce ira y hostilidad hacia una persona, grupo u objeto. Según el psicoanálisis, Sigmund Freud, el odio forma parte del estado del yo que desea destruir la infelicidad que alguna situación o persona produce al sujeto, tal como aconteció a su paciente Elizabeth que manifestaba un gran satisfacción por la muerte de su hermana para poder casarse con su cuñado, y con su confesión de odio acarreo la desaparición de todos sus síntomas que le ocasionaba dolor en su aspecto físico.




Envidia

envidia

La envidia es un sentimiento de deseo de algo que no se posee. También expresa una tristeza o pesar del bien ajeno.Cuando se generaliza, a una persona que tiene envidia se la suele llamar envidiosa. Algunos sentimientos opuestos a la envidia podrían ser conformidad o indiferencia.

‘Envidia’ procede del latín invidĭa. A su vez, deriva de la palabra invidere (in-, ‘hacia dentro y videre, ‘ver’), asociado a la idea de ‘mal de ojo’ y ‘mirar mal’.

En inglés, envidia se dice envy.

Tener envidia, celos y pelusa

La expresión ‘tener celos‘ se puede utilizar como ‘tener envidia’, especialmente cuando se utiliza en referencia en las relaciones de pareja. Por ejemplo: ‘Él sale con Carmen y yo tengo muchos celos’.

La palabra ‘pelusa‘ puede utilizarse como sinónimo de ‘envidia’ aunque pertenece a un lenguaje más coloquial e infantil. Por ejemplo: ‘Felipe tiene pelusa de su hermana pequeña’.

El porqué de la envidia

La envidia, como sentimiento de desear algo de otra persona, puede ser una reacción natural del ser humano. La Psicología, la Filosofía y otras disciplinas han estudiado la envidia desde diferentes puntos de vista. La envidia no tiene por qué ser negativa si no provoca algunas reacciones como frustración, ansiedad o deseo del mal ajeno. La envidia puede ser un mecanismo de motivación para que una persona o una situación mejore. Cuando se da una realidad injusta, una persona puede intentar cambiarla viendo que otras personas no son tratadas de la misma manera. En este caso, no se hablaría de ‘envidia’, sino de ‘buscar la justicia’. Cuando una persona siente envidia de otra, este sentimiento puede ayudar a la persona a mejorar y a esforzarse para alcanzar aquello que se envidia.




Envidia sana

De un modo coloquial, se habla de ‘envidia sana‘ para indicar que se desea algo de otra persona (puede ser, entre otras cosas, un objeto, una característica física o un logro), pero sin pretender arrebatárselo a la otra persona. Se califica de ‘sana’ porque no genera sentimientos negativos hacia la otra persona, de hecho, puede ir acompañado de un sentimiento de alegría hacia esa persona. En ocasiones, esta ‘envidia sana’ está asociada a un sentimiento de anhelo e incluso, frustración. Por ejemplo: ‘Mi mejor amigo ha conseguido un empleo espectacular. Me da mucha envidia, pero es una envidia sana: me alegro mucho por él y espero que algún día yo también lo consiga’.

Enemistad

enemistad

La enemistad es aversión u odio entre 2 o más personas. El término enemistad se relaciona con la expresión enemigo, lo cual es un adjetivo que significa opuesto a una cosa o, él que tiene una mala voluntad y le desea mal a otro.

La enemistad es sinónimo de aversión, rencor, hostilidad, odio, etcétera producto de las diferencias o, distintas ideologías, pensamientos entre 2 o más personas y, también por la envidia que puede sentir una persona hacia otra. Asimismo, la enemistad se presenta por medio de: agresiones físicas, agresiones verbales, voluntad de hacerle la vida imposible a otro individuo, intimidación hacia una persona, etcétera.




El término enemistad se puede evidenciar en varios contextos, como fue referido anteriormente, entre personas, pero también puede surgir entre naciones, como resultado de un desacuerdo entre las políticas de ambas, generando una guerra y, bandos de ejércitos enemigos. Asimismo, la enemistad se puede observar en la literatura y el cine por ejemplo: Superman y Lex Luthor, Batman y el Guasón, personajes heroicos que luchan por el bien y por el mal.

También el término enemistad o enemigo puede ser utilizada en contextos de enfrentamientos o adversarios a nivel deportivo, por ejemplo como ocurre con el clásico del fútbol español entre los eternos enemigos Real Madrid y F.C Barcelona para hacer referencia al contrario, es decir, aquella persona o equipo al que se debe vencer en algún evento deportivo.

En el ámbito religión, el término de enemistad contra Dios  son los designios de la carne, porque no se apaga a la ley de Dios y los que viven según la carne no agradan a Dios y, no cumplen con los mandamientos del Señor.

La enemistad es conocida como un antivalor de respeto o la amistad. La enemistad produce la falta de convivencia, exclusión hacia los otros individuos, individualismo. También, la enemistad produce otros tipos de sentimientos: intolerancia, irrespeto, desacuerdo en la mayoría de los planteamientos hechos por aquella persona considerada enemiga, maldad, entre otros.

Por otro lado, algunos antónimos del término enemistad son: amistad, armonía, concordancia, confianza, etcétera. La palabra enemistad traducida al inglés es “enmity”.




Vea también : Sociedad Sexualizada 

Desigualdad

desigualdad

Llamamos desigualdad a la cualidad de ser una cosa diferente de otra, o de distinguirse de otra por tener características, valores o rasgos que la hacen diferente. Es lo opuesto a la igualdad.

La desigualdad también puede referirse a la falta de equidad, equilibro o igualdad entre dos o más personas, cosas, hechos o realidades . En este sentido, puede relacionarse con cuestiones sociales (desigualdad social, económica, educativa, de género) de las cuales se ocupa la disciplina de la sociología.

El tema de la desigualdad se aplica con fines comparativos, pues cuando se habla de desigualdad se hace para establecer las diferencias entre dos cosas.

En matemáticas, se denomina desigualdad la falta de igualdad entre dos cantidades o expresiones.

Desigualdad también puede referirse a la irregularidad o desnivel de un terreno o superficie. Por ejemplo: “La desigualdad del pavimento dificultaba el avance”.

Sinónimos de desigualdad son diferencia, divergencia, discordancia, disimilitud; desequilibrio, inequidad; desnivel, irregularidad, entre otros. El antónimo de desigualdad es igualdad.

Desigualdad social

Se conoce como desigualdad social a la situación socioeconómica por la cual un individuo recibe un trato desigual o diferente en función de su posición social, económica, su creencia religiosa, su color de piel, su género, sus preferencias sexuales, su lugar de procedencia o su cultura, entre otras cosas.




La desigualdad social se manifiesta en un trato diferente o discriminatorio hacia las personas por tener alguna de las características antes mencionadas. En este sentido, puede ser positiva, cuando la beneficia al individuo, o negativa, cuando va en perjuicio de sus derechos.

La desigualdad social es consecuencia de problemas históricos y culturales, y ha existido desde tiempos remotos en todas las civilizaciones del mundo. Es un grave problema para nuestras sociedades modernas pues acaba por condicionar el acceso del individuo a los bienes económicos y culturales, a los servicios públicos y a determinadas posiciones o roles en la sociedad en función de prejuicios o creencias.

Desigualdad económica



La desigualdad económica es aquella que está relacionada con la distribución de la renta en la sociedad. Estas desigualdades influyen en el nivel de acceso que tienen las personas a los bienes y servicios, y se refleja, sobre todo, en las diferencias de ingresos que dividen a las personas entre ricos y pobres.

Las diferencias de ingresos son particularmente marcadas entre profesionales altamente especializados y personas con ocupaciones comunes, que requieren menos capacitación. Todos estos factores acaban por estratificar a nuestras sociedades y dividirlas en tres grandes grupos: la clase baja, la media y la alta, siendo que cada uno de estos grupos tiene una serie de privilegio y limitaciones que le son propios, pues están directamente relacionados con su capacidad de poder adquisitivo.

Desigualdad educativa

La desigualdad educativa está relacionada con las diferencias en el acceso a la educación. Como tal, es una de las consecuencias más graves de la desigualdad social, pues en ella se hace patente la desigualdad de oportunidades entre las personas en función de su estatus o clase social.




Vea también : Figuras Literarias existentes 

Las clases más bajas, que resultan desfavorecidas en la posibilidad de finalizar sus estudios o de hacerlos en condiciones adecuadas, acaban por incorporarse al mercado de trabajo a edades más tempranas, y quedan excluidas de la educación superior. Así, la falta de educación formal acaba por segregarlos dentro de instancias laborales y sociales.

La desigualdad en la educación demuestra que nuestros sistemas no ofrecen las mismas oportunidades de formación a todos, pues no están distribuidas de forma igualitaria o de acuerdo a criterios de mérito o competitividad, sino que el nivel económico, así como otros factores, como la ideología política, la religión, la etnia, el género o la orientación sexual también pueden influir.

Desigualdad de género

La desigualdad entre sexos o desigualdad de género es una de las principales causas de la desigualdad en nuestras sociedades, donde el sexo biológico puede resultar un factor condicionante a la hora de tener acceso a la educación, al mundo laboral o a ocupar espacios de poder.

La desigualdad de género afecta sobre todo a la mujer, que puede enfrentarse a diversas situaciones de desigualdad a lo largo de su vida, una de las más comunes es la desigualdad en los ingresos, incluso cuando desempeña el mismo cargo que un hombre.

En reacción a la desigualdad de género surgió, durante el siglo XX, el feminismo, una corriente de pensamiento que exige igualdad entre hombres y mujeres en términos jurídicos, económicos y políticos.




Vea también : Desigualdad social y sus ejemplos extremos

Infidelidad

infidelidad

La infidelidad es la falta de fidelidad que alguien manifiesta a algo o a alguien, a una fe o a una doctrina. La palabra, como tal, proviene del latín infidelĭtasinfidelĭtātis.

La infidelidad implica falta de constancia o firmeza, bien sea en los afectos, las ideas, las obligaciones o los compromisos.

Podemos hablar, por ejemplo, de infidelidad en las relaciones amorosascuando uno de los dos involucrados quebranta el compromiso de exclusividad de la pareja, establecido de mutuo acuerdo (informalmente) o por matrimonio (formalmente), al mantener una relación con una persona externa a la pareja de forma ocasional o continua.

Ser infiel a la pareja, pues, significa romper con el pacto afectivo en el cual se basa la relación de pareja, y es considerada una falta grave; acusada de traición, deslealtad, engaño e, incluso, humillación. Lo opuesto a la infidelidad es la fidelidad.



La infidelidad es una convención cultural que se establece en función de un conjunto de valores y creencias que definen aquello que se considera una “conducta infiel” en una sociedad, y que incluso puede variar en función de si quien lo hace es un hombre o una mujer.

En la cultura occidental, regida por lo general bajo un esquema de valores judeocristianos, se establece como normal la conducta monógama, fuera de la cual se estaría incurriendo en una falta a la infidelidad.

En culturas orientales, sin embargo, como la islámica o algunas culturas africanas, la poligamia es permitida a los hombres, de modo que el hecho de tener varias esposas es admitido por la sociedad y es consentimiento por las otras esposas.




De cualquier forma, en nuestra cultura la infidelidad es considerada una falta a los fundamentos mismos de la relación amorosa o conyugal. Se considera que atenta contra la institución de la familia, y es un hecho repudiado abiertamente, razón por la cual la infidelidad siempre se intenta mantener en secreto.

La infidelidad puede presentarse, fundamentalmente, de dos formas:

  • Infidelidad sexual, que se basa en la atracción física y las relaciones sexuales, e
  • Infidelidad emocional, donde hay sentimientos involucrados, pero no necesariamente se produce el contacto sexual.

Las causas de la infidelidad son variadas. Pueden relacionarse con insatisfacción sexual, con aburrimiento, necesidad de experimentar nuevas emociones, búsqueda de novedad, narcisismo, venganza, desenamoramiento, insatisfacción emocional, problemas de comunicación con la pareja, como respuesta a una crisis, etc.

Vea también : Corrientes Filosóficas existentes 

La infidelidad es una de las principales causas de divorcio en nuestras sociedades contemporáneas. Puede tener consecuencias devastadoras a nivel emocional y psicológico para las personas involucradas, especialmente para quien ha sido víctima de engaño.

Conviene apuntar, también, que la infidelidad puede presentarse en distintos ámbitos de la vida, no solamente en el plano amoroso, sino también en el compromiso moral que se profesa hacia una creencia religiosa, como el catolicismo o el islam.

Infidelidad según la Biblia

La infidelidad, denominada en la Biblia como adulterio, es aquel acto en el cual un hombre o una mujer tienen relaciones con una persona distinta a aquella con quien están casados.




La Biblia lo presenta como un acto vergonzoso, que obliga a ocultarse: “El ojo del adúltero espera el anochecer, diciendo: ‘Ningún ojo me verá, y disfraza su rostro’” (Job, 24: 15).

La Biblia condena la infidelidad cuando en Levítico (18: 20-22) dice expresamente que acostarse con una persona distinta al cónyuge supone una abominación a los ojos de Dios.

Y advierte el castigo impuesto al adúltero en la ley que dio el Señor al pueblo de Israel: “Porque todo el que haga cualquiera de estas abominaciones, aquellas personas que las hagan, serán cortadas de entre su pueblo (Levítico, 18: 29)

La infidelidad, pues, supone, desde el punto de vista de la religión cristiana, una ruptura de la promesa que se ha hecho ante Dios al momento de contraer matrimonio.

Vea también : Desigualdad Sexual 

Irresponsabilidad

irresponsable

La irresponsabilidad se refiere a la incapacidad y falta de voluntad de una persona para cumplir con una obligación, compromiso o tarea asignada de forma voluntaria u obligatoria.

Irresponsabilidad también se emplea para indicar las consecuencias de haber llevado a cabo algún acto sin considerar previamente sus resultados. Por ejemplo, conducir bajos efectos del alcohol, emitir juicios de valor sin tener conocimiento de todo lo ocurrido, entre otros.




La irresponsabilidad es lo contrario o el antivalor de la responsabilidad. La irresponsabilidad de las personas demuestra lo poco importante, la comodidad y el desinterés que les genera cumplir con sus obligaciones y responsabilidades sin considerar que pueden afectar a terceras personas con sus actitudes.

Es decir, las personas irresponsables tienen una escala de valores y de prioridades mal organizada y que rompe con el orden familiar y social generalmente establecido como correcto.

En ocasiones hay personas que responden de manera irresponsable a ciertas labores, no solo porque les genere escaso interés o preocupación, sino también porque son individuos inmaduros que no son capaces de asumir sus responsabilidades garantizando su cumplimiento.

Vea también : La Ética y la Moral 

Los actos irresponsables pueden generar graves consecuencias, no solo a nivel personal sino también a nivel social.

Cuando un individuo asume un compromiso, bien sea personal, académico, laboral o familiar, es importante que lo cumpla, de lo contrario se podría generar una cadena de inconvenientes si una tercera persona depende las tareas que ésta no realizó y así sucesivamente.

Por ejemplo, no entregar una lista de requisitos para tramitar un documento, no responder una llamada de emergencia, no hacer los pagos correspondientes a un préstamo, llegar tarde a una reunión de trabajo, no cumplir con algún tratamiento médico, entre otros.




Por otro lado, a veces por falta de planificación o por realizar ciertas actividades o tareas, las personas, aun siendo responsables, pueden cometer actos irresponsables por no prestar la suficiente atención a lo que dicen o hacen cometiendo errores.

Las consecuencias de la irresponsabilidad son negarse a desarrollar una vida plenamente haciendo el esfuerzo necesario para ser cada día mejor persona, dejar de lado la productividad y motivación, generar desconfianza e incluso soledad porque se refuerza un antivalor familiar y social.

Irresponsabilidad laboral

La irresponsabilidad de las personas puede hallarse en diferentes áreas del desarrollo humano, por ejemplo, la irresponsabilidad laboral es una de las que más afecta a las empresas o instituciones.

Existen diversos ejemplos de irresponsabilidad laboral que pueden generar la pérdida de empleo y mal funcionamiento de una empresa, entre ellos: impuntualidad en el horario de trabajo, hacer uso de los suministros de la oficina sin previo aviso, demostrar negatividad constantemente, faltar a reuniones o pautas laborales, atender otras responsabilidades o negocios durante el horario de trabajo, reportarse enfermo sin estarlo, negarse a realizar ciertas tareas que corresponden al cargo, etc.

Irresponsabilidad escolar

También existe la irresponsabilidad escolar. Lamentablemente son muchos los estudiantes que a lo largo de sus actividades académicas no se desempeñan de la mejor manera, no solo con sus obligaciones escolares sino con ellos mismos por falta de motivación, orden, supervisión, entre otros.




Es responsabilidad de los padres y responsables de los menores de edad inculcar desde temprana edad la importancia de actuar responsablemente en todas las obligaciones que se adquieren en pro del bienestar personal y común.

Vea también : La etapa adolescente del desarrollo humano 

Pereza

pereza

Como pereza denominamos la negligencia, flojedad o descuido de los deberes u obligaciones en que deberíamos ocuparnos. La palabra, como tal, proviene del latín pigritia.

La pereza es una falta de voluntad para actuar, trabajar o atender las tareas que nos competen. Es un antivalor, pues es contraria a valores considerados positivos como la diligencia, la eficiencia y la responsabilidad.

Socialmente, la pereza es mal vista, debido a que la persona perezosa rechaza o no tiene interés en el trabajo, o carece de voluntad para dedicarse a sus obligaciones.

En la pereza, las personas malgastan su tiempo en actividades de ocio y placer, que, pese a que también son saludables en dosis correctas, no lo son si nuestras vidas giran en torno a ellas.

De este modo, en una sociedad como la nuestra, que otorga un lugar central al trabajo y la producción de beneficios económicos, la pereza es considerada simplemente como holgazanería o flojera.




Pereza espiritual

La pereza, para la religión católica, es uno de los pecados capitales, pues es una falta grave que es capaz de generar otros pecados. La pereza consiste en no hacerse cargo de las propias responsabilidades, en la entrega al placer o al ocio, en detrimento de la atención a los quehaceres u obligaciones.

Según la Biblia, Dios dispuso el trabajo para el hombre con el objeto de que este fuera capaz de asegurarse el sustento. Y, además, advierte que la pereza aparta a los creyentes de sus obligaciones espirituales.

Pereza mental

Como pereza mental se conoce la falta de iniciativa que experimenta un individuo para hacer realidad sus pensamientos o ideas. Se manifiesta, fundamentalmente, en la constante incapacidad de la persona para actuar y concretar planes y proyectos, bien sea por indecisión o por falta de voluntad.

Vea también : Señales de madurez en los adolescentes 

Guerra

guerra

La guerra es un conflicto, generalmente armado, en el que intervienen dos o más partes. Se aplica aplica a una lucha o enfrentamiento armado entre países o grupos de personas. Con este significado, se utiliza para formar conceptos como guerra civil, buque de guerra, prisionero de guerra o posguerra.




En un sentido figurado, también se habla de ‘guerra’ para referirse a una pugna, combate, oposicón o enfrentamiento entre dos o más partes sin que intervenga la fuerza. En este sentido, existen conceptos como guerra de cifras, guerra de precios o guerra psicológica.

Esta palabra tiene procedencia germánica: werra (pelea, discordia). A su vez, puede proceder del alto alemán antiguo wërra (confusión, tumulto) o de la palabra en neerdandés medio warre.

Guerra Mundial

Se habla de ‘guerra mundial’ para referirse a un conflicto armado a gran escala en la que intervienen muchos países, entre ellos la grandes potencias y que se desarrolla en todos o casi todos los continentes. Se utiliza especialmente para hablar de dos guerras del siglo XX:

Primera Guerra Mundial (1914-1918)

También se conoce como la Gran Guerra. En ella, multitud de naciones se enfrentaron en dos bandos los Aliados de la Triple Entente y Potencias Centrales de la Triple Alianza. Durante la I Guerra Mundial murieron más de 16 millones de personas y hubo más de 20 millones de heridos entre militares y civiles.

Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

En la II Guerra Mundial se produjo entre dos bandos, los Aliados y las Potencias del Eje. Es la guerra con el mayor número de fallecidos, aproximadamente 60 millones de personas. Fue la guerra con más victimas mortales de la Historia (aproximadamente 60 millones de personas), marcada, entre otras cosas, por el Holocausto y el uso de bombas atómicas.

Juegos de guerra

Son los juegos que simulan un conflicto bélicola tecnología, estrategia y organización militar. Pueden representar situaciones históricas, fantásticas, hipotéticas o de ciencia ficción. Se tratan de simulaciones por lo que no conllevan el uso de violencia física entre los jugadores.




Existen varios tipos de juegos de guerra, como los juegos de mesa (por ejemplo, el Risk), los juegos deportivos (el paintball, el laser tag), los juegos de maquetas y miniaturas (El Señor de los Anillos, el juego de batallas estratégicas) y videojuegos (Combat Mission). En algunos ejércitos se utilizan simuladores para planificar estrategias y como entrenamiento.

Guerra Mundial Z

Es el nombre de una novela del escritor estadounidense Max Brooks publicada en el año 2006. Su nombre completo, en español es Guerra Mundial Z: Una historia oral de la guerra zombi. En 2013 se estrenó una película basada en la idea de la novela. Fue dirigida por Marc Forster y protagonizada por Brad Pitt.

Guerra de los Pasteles (1838-1839)

La Guerra de los Pasteles es el nombre que también se le da a la Primera Intervención francesa en México. Debe su nombre a una de las reclamaciones que hicieron los comerciantes franceses que vivían en México al embajador francés. En ella se denunciaba que en un restaurante de Tacubaya unos oficiales del presidente Santa Anna se habían comido unos pasteles sin pagar.

Vea también : Corrientes Filosóficas 

Esclavitud

esclavitud

Esclavitud es el estado de un esclavo. Se trata de un sistema en el que las personas son tratadas como propiedad, son vendidas, compradas y obligadas a trabajar o realizar determinadas tareas. Una persona liberada de la esclavitud es llamada liberto(especialmente durante el Imperio Romano).




A lo largo de la Historia la esclavitud ha estado institucionalizada y reconocida. En la actualidad todos los países prohíben la esclavitud aunque se estima que existen entre 20 y 30 millones de esclavos en todo el mundo. La esclavitud se presenta de múltiples formas: matrimonios forzados, niños soldado, esclavitud por deuda… Hoy en día, existen diversas organizaciones como Amnistía Internacional que denuncian la esclavitud.

Abolición de la esclavitud

La abolición o prohibición de la esclavitud se ha dado en diferentes lugares y épocas, en muchos casos durante un breve periodo de tiempo.

En la Antigüedad, en la zona de la India y de China la esclavitud fue abolida.

Vea también : Luchar contra el Racismo 

Durante la Edad Media se produjeron avances en este tema. Se puede mencionar el año 1315 en el que Luis X publica un Decreto proclamando la idea de libertad en Francia y afirmando que los esclavos deberían ser liberados. En este periodo, países como Islandia, Suecia o Japón prohiben la esclavitud.

En la Edad Moderna, el papa Pablo III condena la esclavitud de todos los habitantes de las colonias en 1537. Cinco años más tarde, España se convierte en el primer país europeo en abolir la esclavitud en las colonias.

En la Edad Contemponánea, se consideran dos hitos fundamentales que ayudaron a la abolición de la esclavitud en Occidente. Por un lado la Ilustración y la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano durante la Revolución Francesa. Por otro lado, la Revolución Industrial, iniciada en Inglaterra y que planteó una nueva organización del sistema laboral.




En la actualidad, se celebra el día 2 de diciembre el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud a raiz de un convenio organizado por la Unesco en 1949 que trataba este tema.

Ejemplos de esclavitud

En el Imperio Romano (al igual que los griegos y los fenicios), la esclavitud estaba institucionalizada. Pueblos enteros eran esclavizados principalmente para realizar trabajos forzados. Muchas personas también eran tratadas como esclavos sexuales o gladiadores. Se estima que el 25 % de la poblacion bajo el Imperio Romano eran esclavos. La esclavitud se convirtió en una de las bases del sistema económico en el mundo romano.

Durante el periodo de colonización de África y América por parte de imperios europeos la esclavitud estaba muy extendida, aplicándose a los nativos de esos territorios. Existía incluso un sistema comercial en el que los esclavos eran tratados como mercancía y eran enviados desde el continente africano hasta América para realizar trabajos forzados privándoles de sus derechos.

Un ejemplo de esclavitud en el actualidad es la practicada en muchos países en los que existen organizaciones criminales relacionadas con la prostitución que practican una forma de esclavitud.

Algunos personajes históricos que durante su vida fueron esclavizados son:

    • Esopo. Escritor de fábulas, vivió entorno al siglo VI a.C., nació como esclavo y vivió después como liberto.
    • Espartaco. Fue un soldado, esclavo y gladiador del Imperio Romano.
    • San Patricio. Capturado y vendido como esclavo en Irlanda en el siglo V, posteriormente se hizo monje y misionero llegando a ser en la actualidad el Santo Patrón de Irlanda.




Vea también : El Racismo y su historia hasta la actualidad 

Traición

traición

La palabra traición se refiere al acto o conducta de deslealtad o falta de compromiso que existe entre dos o más involucrados. El término se origina del latín traditio que significa traición, es decir, acción que conlleva a quebrantar la confianza.

Las traiciones se generan en diferentes espacios o situaciones de la vida diaria. La persona que lleva a cabo una traición, generalmente defrauda y lastima moral, económica, familiar e incluso socialmente a la persona afectada rompiendo los lazos de confianza y lealtad.

Los actos de traición pueden ocurrir en cualquier ámbito de la vida, bien sea laboral, familiar, de amistad e incluso en las actividades políticas, sociales y económicas.

Lamentablemente existen personas que pueden traicionar a otras e, incluso, traicionar corporaciones o empresas a través de diversos actos y sin importar sus consecuencias.

Entre los ejemplos de traiciones más conocidos a lo largo de la historia de humanidad y que ejemplifica esta conducta, se destaca la traición del discípulo Judas Iscariote a Jesús de Nazaret cuando lo identifica ante sus perseguidores.

Dicha situación fue anticipada por Jesús en la última cena con sus discípulos y se encuentra detallado en la Biblia.




También existen otros ejemplos de traiciones, en especial en diversas obras literarias, teatrales y cinematográficas en las cuales se exponen las conductas erróneas de sus personajes y cómo esto afecta a los demás.

Traicionar es renegar y quebrantar lazos de confianza construidos a través del tiempo.

Las relaciones de pareja, por diversas razones, se pueden ver afectadas por la traición de uno hacia el otro, bien sea a través de conductas infieles o porque se actúa o reacciona de manera contraria a lo que la persona amada espera en su relación sentimental.



Asimismo, puede ocurrir entre una amistad cuando se quebranta la confianza y el compromiso entre dos o más amigos o cuando surgen situaciones de traición a través de conductas inesperadas como malos tratos a través de las palabras o las acciones y reacciones.

En el ámbito laboral las traiciones también son muy comunes, en especial cuando una persona desea controlar una situación para su beneficio propio y sin importar de qué manera puede afectar negativamente a sus compañeros de trabajo.

La traición laboral se puede dar a través de la competitividad de las personas, robo de información e incluso, malversación de fondos o estafas.

Sin embargo, en ocasiones las traiciones de pareja, entre amigos o laborales no son voluntarias o intencionales, pero el daño o la molestia no se dejan de generar en las demás personas y de igual manera la confianza se debilita.




Ahora bien, en el campo del derecho existen un conjunto de normativas que regulan el comportamiento de las personas que actúan de manera incorrecta o en contra de su país, esto se denomina como traición a la patria.

Se entiende por traición a la patria aquel delito cometido por un civil o militar que actúa en contra de la seguridad de su país, de sus instituciones y ciudadanos. Por ejemplo, conspirar en contra de un gobierno, hacer pública información especial del Estado, ser miembro de grupos terroristas o de tráfico ilegal, entre otros.

No obstante, según sea la justicia aplicada a las personas que incurran en estos delitos y la penalidad aplicable, a veces no solo se le considera como una simple traición, sino como un acto de alta traición y su condena o pena es más contundente.

Estos eran todos los Tipos de Contravalores.

También le puede interesar :

Distribución de la riqueza frente el PIB

Diferencia entre Macroeconomía y Microeconomía 

Desigualdad social y sus ejemplos extremos 

La Globalización y sus efectos 




Summary
Review Date
Reviewed Item
Salazar
Author Rating
51star1star1star1star1star