La Paciencia

la paciencia im√°genes

La Paciencia: significado y definición.

¬Ņ Qu√© significa la Paciencia ? El secreto de la paciencia:



Se conoce como paciencia a la capacidad humana de soportar o tolerar situaciones molestas, irritantes o de adversidad con tal de conseguir un objetivo deseado, o de hacerlo de una manera deseada.

Las personas pacientes podrían de esta manera soportar condiciones externas con ánimo ecuánime, es decir, controlando sus emociones y sabiendo esperar o perseverando en su conducta.

El t√©rmino paciencia proviene del lat√≠n, especialmente del vocablo pati (‚Äúsufrir‚ÄĚ), herencia del griego pathos. De all√≠ que est√© emparentado con paciente (de hospital): ‚Äúel que sufre‚ÄĚ. Quiz√° por eso el cristianismo lo asume como una de sus virtudes del esp√≠ritu, dado que esta religi√≥n temprana valoraba el sufrimiento del cuerpo como una v√≠a de elevaci√≥n hacia dios.

Sin embargo, la paciencia es un rasgo com√ļn entre las personalidades tenidas como maduras o iluminadas, no s√≥lo en la tradici√≥n occidental, sino en las orientales. El budismo zen a menudo representa a sus hombres sabios como infinitamente pacientes, libres de las urgencias y los atropellos de la juventud o la ignorancia.

A menudo la paciencia se interpreta como la capacidad de esperar a que las cosas se produzcan, sin anticiparse o angustiarse en exceso, pero no debe en ese sentido ser confundida con la comodidad, la depresión o la apatía.



La paciencia es, a diferencia de estas, una postura activa frente a los eventos que se desea que ocurran. El contrario de la paciencia es la impaciencia, es decir, el apuro, la premura, la desesperación. Que  es la paciencia ejemplos:

La paciencia como valor humano

la paciencia como valor im√°genes

Si te has preguntado: que es la paciencia como valor, aquí tienes el significado y definición de la Paciencia como valor:

La paciencia ha sido considerada un  valor  por diversas tradiciones culturales humanas, y en la actualidad se la considera un rasgo de toda personalidad madura. Sin embargo, la paciencia puede apreciarse de diversas formas y en distintas situaciones:

    • La paciencia como perseverancia: El talento para resistir en situaciones de lentitud, de opresi√≥n o de espera prolongada, como pueden ser los tr√°mites burocr√°ticos, las salas de espera en el m√©dico o el retardo de un medio de transporte, es una de las formas principales de paciencia. Las personas pacientes no desesperan cuando se enfrentan a estas situaciones, y comprenden que frustrarse y abandonar la carrera antes de tiempo no los llevar√° a cruzar la¬† meta. En cambio, insistir en su cometido a pesar de lo molesto de la espera, eventualmente les dar√° lo que persiguen.



  • La paciencia como tolerancia: ¬†Otra forma valiosa de paciencia es la que se exhibe ante conductas irritantes, molestas o contrarias de otros individuos. En lugar de rabiar, molestarse o emprender peleas in√ļtiles, que por lo general no resuelven nada, las personas pacientes pueden tolerar el disenso, dejar que los dem√°s se expresen a pesar de no estar de acuerdo o incluso esperar al momento adecuado para opinar a su vez. De esta forma, la paciencia puede llevar tambi√©n a la¬† ¬†asertividad.
  • La paciencia como¬†auto control.¬† Otro caso emblem√°tico de paciencia es el que se da cuando nos vemos forzados a postergar algo que deseamos mucho, cuando no se nos revela de inmediato una informaci√≥n o nos hallamos en una situaci√≥n estresante, violenta o aterradora. La paciencia puede entonces imponerse como¬† m√©todo ¬†y permitirnos llegar con cabeza fr√≠a al mejor camino hacia nuestro objetivo. Es decir, la paciencia puede consistir en aguardar por el momento perfecto para acometer una acci√≥n deseada.

La Paciencia es una virtud – Que es la paciencia como virtud

Frases sobre la paciencia



Algunas frases y proverbios relacionados con la paciencia pueden ser los siguientes:

  • Cualquier cosa se puede obtener mediante constancia y paciencia.

La paciencia es el camino a la sabiduría.

Es dulce el fruto de la amarga paciencia.

Quien sea un maestro en la paciencia, podr√° serlo en cualquier otra cosa.

La paciencia es fuerza concentrada.

Lo mejor se hace esperar.

El tiempo de Dios es perfecto.

No por mucho madrugar amanece m√°s temprano.

F√°cil viene, f√°cil se va.

La paciencia es la esperanza con una l√°mpara encendida.

Roma no se conquistó en un día.

Gota a gota se llena el vaso.

Poco a poco se llega lejos.

Gota a gota, el agua taladra la piedra.

La paciencia es el arte de la esperanza.

La paciencia es la madre de la ciencia.

El fruto de la amarga paciencia es muy dulce.

La compa√Īera de la sabidur√≠a es la paciencia.

Con paciencia y perseverancia, puedes mover monta√Īas.

La paciencia no se puede obtener de la noche a la ma√Īana. Es como un m√ļsculo. Hay que ejercitarlo un poco cada d√≠a.

Nuestros actos tienen consecuencias, y debes soportarlas pacientemente.



Frases que ayudan a tener paciencia

A continuación, te menciono algunas frases adicionales que te ayudarán a tener paciencia:

Si quieres ser paciente, piensa en los r√≠os. Ellos son pacientes. No tienen prisa. Saben que llegar√°n a su destino alg√ļn d√≠a.

La paciencia y el tiempo permiten conseguir logros mayores que la fuerza o la pasión.

La sabiduría humana puede resumirse en tener esperanza y paciencia.

Si quieres alcanzar el éxito, lo mejor que puedes hacer es tener paciencia, persistencia y sudor en tu frente.

Las grandes obras jam√°s se hicieron por la fuerza, sino por la perseverancia.

La paciencia no es más que la pasión domesticada.

No se puede cosechar de inmediato lo que se ha sembrado. La paciencia es necesaria.

La impaciencia es la ruina de la fortaleza. La paciencia es el apoyo de la debilidad.

La humildad es una especie de paciencia atenta.

La vida es breve como para perder la siendo vengativo o malicioso. Por ello, trata de ser paciente y comprensivo con lo que te rodea.

Mucho cuidado con la furia de un hombre paciente.



¬ŅQu√© implica la paciencia y c√≥mo puede hacerme m√°s feliz?

Imagen de la paciencia

La paciencia es una virtud muy importante que puedes cultivar en tu vida. Ser paciente significa aprender a esperar con confianza, asumir que los ritmos de la vida no siempre se ajustan a los propios deseos personales. Desde el punto de vista de la inteligencia emocional, puedes reforzar tu paciencia con la pr√°ctica de otras virtudes.

Objetivo Paciencia

La constancia es una de esas virtudes esenciales. Es decir, es positivo que seas constante para luchar por tus sue√Īos y objetivos, ya que as√≠ te resultar√° m√°s f√°cil tener paciencia para confiar en la posibilidad de cumplirlos.

¬ŅQu√© significa ser paciente? Vivir el presente. A trav√©s de la paciencia puedes aprender cu√°ndo merece la pena esperar por un bien determinado y cu√°ndo no. Es decir, la paciencia, como cualquier sentimiento, debe ser adaptada al est√≠mulo. Ya que, de lo contrario, tambi√©n puede volverse insano. Por ejemplo, tener una paciencia infinita con una persona que siempre te defrauda, puede hacer que tu autoestima se venga abajo.

La paciencia que parte de la meditación te da la sabiduría del discernimiento para tomar una decisión adecuada en cada caso. Por medio de la paciencia estableces un orden de prioridades en tu vida. También aprendes a enfocarte en aquello que depende de ti, en lugar de estar tan pendiente de aquello que no puedes controlar.



Es decir, aprendes a no poner tu felicidad a la espera de que llegue un momento mejor. Por ejemplo, cuando hayas terminado ese proyecto tan importante, cuando tengas ese trabajo con el que sue√Īas o cuando todas las piezas de tu vida se ajusten al ideal.

Esta es la principal trampa de la impaciencia: cuando te enfocas en cómo te gustaría que fuesen las cosas y no en cómo son en realidad, sufres. Empiezas a experimentar frustración y angustia porque te sientes víctima de las circunstancias. Bajo esta perspectiva también te haces preguntas que alimentan todavía más tu impaciencia.

Deja de tener prisa,  recuerda que después de una caída puedes volver a levantarte para intentarlo de nuevo. Si el plan A no ha funcionado, entonces, recuerda que puedes poner en práctica un plan B. Porque si siempre haces las cosas del mismo modo, siempre vas a obtener los mismos resultados. Y lo cierto es que cuando tienes prisa, solo alimentas tu malestar porque estás luchando contra el tiempo.

Y, además, la prisa afecta a tu capacidad de concentración y hace que cometas errores, ya que te pones nervioso pensando en el objetivo, en lugar de vivir el proceso.

Esto es lo que significa ser paciente: descubrir que la felicidad no est√° √ļnicamente en la meta como premio. La felicidad est√° en la experiencia del vivir, en cada instante.



Cómo reforzar la Paciencia

Consejos para reforzar la Paciencia:

Existe una gran diferencia entre ver y contemplar un paisaje. Cuando solo miras, entonces, muchos detalles pasan desapercibidos ante tus ojos. Por el contrario, cuando contemplas una realidad, te fundes en el presente con la perfección de esa imagen natural que eleva tu ánimo en belleza. Estás acostumbrado a centrar tu atención en acciones que requieren un proceso. Sin embargo, existen acciones inmanentes en donde el sujeto se funde con el objeto en un acto de conocimiento. Este es el caso, por ejemplo, de la contemplación que producen emociones estéticas.

Además, al mejorar la paciencia también mejoran tus relaciones personales puesto que muchas discusiones se producen por la no aceptación de cómo son los demás. Es decir, cuando eres impaciente entras en el plano de cómo te gustaría que fuese una persona, en lugar de comprender su esencia.

La paciencia es una de las virtudes más importantes porque transmite paz y serenidad. Por tanto, es una emoción que produce un efecto contagio alrededor. Y por tanto, cuando eres paciente, los demás también se sienten mejor contigo.

Existen momentos de la vida en los que te resulta sencillo ser paciente, por ejemplo, cuando todo fluye a tu gusto. Sin embargo, existen situaciones en las que es más difícil tener la paciencia necesaria para tener buen ánimo ante el dolor, el sufrimiento, el desamor, el fracaso profesional, la soledad…



Ser paciente en estas circunstancias es m√°s complejo. Por esta raz√≥n, a trav√©s de la meditaci√≥n puedes crear una nueva mentalidad en tu vida en la que conviertas el amor en el motor de tu vida. ¬ŅPor qu√© el amor? Porque ning√ļn sentimiento es tan paciente.

Meditación para ser más Paciente (y Feliz)

Por ejemplo, practicar meditación antes de dormir, ya que esta rutina que invita al descanso crea una disposición de felicidad en tu ánimo. Es un anclaje que te ayuda a despedir el día haciendo un cierre positivo de las vivencias de la jornada.

También puedes realizar ejercicios de relajación guiada a través de técnicas de respiración para descubrir por medio de este compás que el verdadero ritmo vital no es el que marca la impaciencia sino el palpitar de tu corazón que te une a la vida con amor. Es decir, no aceleres el ritmo de la vida.

También puedes asistir a clases de meditación para aprender técnicas terapéuticas con las que calmarte cuando te sientes desbordado a nivel emocional.

El tiempo pasa muy r√°pido si observas el pasado. Sin embargo, el tiempo pasa m√°s deprisa cuando no lo aprovechas. Cuando no lo vives de forma plena en el presente. Cuando no eres consciente. Por esta raz√≥n, ser paciente significa aprender a estar presente, confiando en la bondad del universo y en la fuerza de la vida. Aprender a estar presente en el ahora porque es lo √ļnico que importa como bien recuerda la Psicolog√≠a Positiva. Porque es en el ahora donde tienes poder de decisi√≥n para hacer cambios en tu vida.



La paciencia es inherente a la propia sabidur√≠a del coraz√≥n, es decir, generalmente, las personas mayores son m√°s pacientes que los adolescentes, por ejemplo. Sin embargo, m√°s all√° de la edad, t√ļ puedes cultivar este h√°bito de tu car√°cter hasta convertir la paciencia en un modo de ser. En una segunda naturaleza para ti.

Solo cuando conectas con el poder del ahora puedes pensar en positivo. Solo cuando eres paciente puedes disfrutar de la vida, afrontando la incertidumbre.

De este modo, la meditaci√≥n podr√° permitirte ‚Äėparar‚Äô, y experimentar de primera mano los beneficios de llevar una vida consciente y saludable. De esto mismo trata el m√©todo Crear Salud, que te ayudar√° a establecer nuevos h√°bitos en tu d√≠a a d√≠a, no solo para que empieces a meditar, sino para aprender a nutrirte adecuadamente y llevar una vida activa.

An√≠mate y prueba la app Siente ‚Äď que puedes descargar aqu√≠ ‚Äď y se convertir√° en tu mejor compa√Īera para guiarte en el camino de la meditaci√≥n. Se trata de una metodolog√≠a muy sencilla, que te abrir√° las puertas del mindfulness y la psicolog√≠a positiva, para mejorar tu bienestar, cultivar la paciencia y, en definitiva, ser m√°s feliz. La paciencia todo lo alcanza, el arte de la paciencia.

Esto es lo  que produce la paciencia Рque la paciencia se agota Рquien dijo la frase la paciencia es una virtud Рdonde florece la paciencia crece el amor Рcuando la paciencia se acaba Рcuando la paciencia se agota Рcuando la paciencia se termina Рcuando la paciencia deja de ser una virtud Рcuando la paciencia llega al limite Рcuando la paciencia de dios se acaba Рcuando la paciencia tiene un limite Рarte y paciencia  РPaciencia feliz.



5 h√°bitos sencillos para desarrollar la paciencia

La mayoría de nosotros somos conscientes de que es muy importante desarrollar la paciencia para vivir de una manera más inteligente. Pero entre desearlo y lograrlo hay un gran diferencia. Sobre todo si tenemos en cuenta que el mundo actual no es precisamente un reino de la tranquilidad.

La paciencia es una virtud trascendental porque, en realidad, lo más importante de la vida toma tiempo.  En todos los procesos que valen la pena hay que combinar los  tiempos  de acción con los tiempos de espera; los tiempos de logro con los de trabajo.

‚ÄúLa paciencia es un √°rbol de ra√≠z amarga pero de frutos muy dulces‚ÄĚ.

-Proverbio persa-

Desarrollar la paciencia no es fácil, pero tampoco imposible. La verdad es que en esto también interviene la costumbre:  nos habituamos a reaccionar aceleradamente y a no introducir los márgenes de  espera  y las pausas necesarias. Por eso resulta importante aprender nuevos hábitos, que nos conduzcan a ser más pacientes. Estos son cinco de ellos. Ejemplos de 5 hábitos para desarrollar la paciencia:



1.- No juzgar nunca

¬ŅQu√© tiene que ver la costumbre de juzgar a los dem√°s con el prop√≥sito de desarrollar la paciencia? La verdad, mucho.¬† A veces gastamos demasiada¬† energ√≠a¬† cuestionando a los dem√°s. Pensando en lo malo que hacen y en lo que podr√≠an o deber√≠an ser. Ese ejercicio, por s√≠ solo, introduce una fuerte tensi√≥n interna entre nosotros y el mundo, no lo hagas.

hombre siendo juzgado simbolizando como no desarrollar la paciencia

Hombre siendo juzgado simbolizando como no desarrollar la paciencia

De por sí juzgar a los demás es adoptar una postura hostil frente a la realidad. Esa hostilidad muchas veces se traduce en  intolerancia  y esta, a su vez, desata la impaciencia. Por el contrario, si aprendemos a aceptar a los demás tal y como son, nos resulta más sencillo mantener el equilibrio interno. La consecuencia de esto es que tendremos mayor capacidad para desarrollar la paciencia.

2.- Tomar distancia del conflicto

Si lo analizamos profundamente, nos damos cuenta de que una buena parte de los¬† conflictos ¬†son in√ļtiles. Nacen del malestar que cada quien lleva, pero, en general, no conducen a ninguna parte. Son una expresi√≥n de inconformidad, que en buena medida solo llevan a sentir m√°s inconformidad aun.



El conflicto no es malo por s√≠ mismo. Al contrario, muchas veces enriquece porque ayuda a que veamos las cosas desde otro punto de vista, o nos permite caer en la cuenta de errores que estamos cometiendo.¬†El arte est√° en tramitar adecuadamente ese conflicto. En no permitir que se perpet√ļe y nos lleve a un estado de¬† tensi√≥n¬† constante, evita lo.

3.- Reconocer los aportes de los dem√°s

Para desarrollar la paciencia es fundamental aprender a valorar los aportes de los demás. Hay muchísimas personas que diariamente hacen mucho por nosotros. Ninguno de ellos es perfecto, como no lo somos nosotros, pero finalmente sí enriquecen nuestras vidas y las hacen mucho mejores y hay que agradecerlo.

Mujer sujetando un corazón simbolizando cómo desarrollar la paciencia

Mujer sujetando un corazón simbolizando cómo desarrollar la paciencia

Cuando ignoramos los aportes de los dem√°s, terminamos d√°ndole una importancia desmedida a sus fallas m√°s peque√Īas.¬† Desarrollar la paciencia es algo que se logra aceptando y valorando. Si reconocemos los aportes de otros nos ubicamos en una dimensi√≥n m√°s generosa y tranquila, con ellos y con nosotros mismos tambi√©n.

4.- Bajar la velocidad



Uno de los grandes males de nuestra época es la obsesión por la velocidad. Nos hemos vuelto enemigos de la lentitud. Perdemos de vista que lo más valioso de la vida siempre toma tiempo. A veces la diferencia entre una buena o mala decisión, o entre una buena o mala acción, solo es un momento de espera, tomate lo.

Somos constructores de nosotros mismos y de nuestra propia vida. Si queremos hacerlo todo rápido, probablemente no vamos a ser los arquitectos de una estructura sólida, sino de algo hecho a la carrera y, por lo mismo, frágil.  Bajemos un poco la velocidad, cada vez que nos demos cuenta de que estamos invadidos de premura.

5.- Respirar, una acción fundamental para desarrollar la paciencia

La  respiración  encierra muchos de los secretos de una mente y unas emociones sanas. El oxígeno es uno de los más importantes alimentos de nuestro cerebro humano. Por eso, todo lo que tiene que ver con la respiración, también tiene que ver con el buen funcionamiento de nuestro mundo interno.

Mujer respirando con los ojos cerrados

Mujer respirando con los ojos cerrados

Tomarnos un momento para respirar, ojalá tres veces cada día, es una costumbre muy saludable que nos ayuda a desarrollar la paciencia. Lo mejor es cerrar los ojos y tratar de no pensar en nada. Solo en ese aire que entra y sale… en la vida que nos habita y rodea.


Para desarrollar la paciencia también hay que tener paciencia. No se logra de un día para otro. Demanda tiempo y esfuerzo. Sin embargo, es uno de esos logros que nos cambian para siempre y que le otorgan un factor sumamente enriquecedor a nuestras vidas. Inténtalo y comprobaras por ti mismo sus beneficios.

Sinónimos de Paciencia 

Serenidad, resignación, conformidad, temple, aguante, estoicismo, mansedumbre, perseverancia, sosiego, tolerancia, tranquilidad, calma, entereza, flema

PRIME

Antónimos de Paciencia

    • Desasosiego, intranquilidad




Summary
Review Date
Reviewed Item
Salazar
Author Rating
51star1star1star1star1star
octubre 29, 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *