Inmigración Musulmana en Suecia

bandera Sueca & Musulmana




Estocolmo, la primera capital europea donde se impone la Sharia

La policía sueca pidió asistencia en 62 zonas de la ciudad que ya no controla y en las que se aplica la ley islámica. Mientras tanto el ejercito Sueco ya se prepara para volver a reconquistar sus propias calles.

Suecia llena de Musulmanes

Suecia está siendo desestabilizada por la inmigración de refugiados musulmanes. La Policía pide ayuda y solo es cuestión de tiempo para que el país necesite una intervención de su ejercito para evitar una catástrofe humanitaria.




Un informe del gobierno Sueco¬†concluye que el n√ļmero de √°reas denominadas¬†“zonas de alta peligrosidad”¬†por¬†la aplicaci√≥n de la sharia abiertamente en Estocolmo, creci√≥ a 62 en el primer semestre de 2017¬†sobre las 55 censadas en diciembre de 2016. El aumento no solo incluye el n√ļmero en cantidad, sino tambi√©n en el tama√Īo de cada area de alta peligrosidad.

Dan Eliasson de la Policía Nacional de Suecia, habló esta semana en la televisión nacional y pidió ayuda, advirtiendo que las fuerzas policiales del país ya no pueden ingresar en dichas áreas para sostener la ley.

Un experto en investigaci√≥n sobre pa√≠ses desestabilizados y ganador en 2011 de la Orden de la Medalla de los Serafines de Suecia, Johan Patrick Engellau, quien ha trabajado con organismos supranacionales, como Naciones Unidas y varias ONG europeas en materia de inmigraci√≥n y refugiados, advirti√≥ por carta a la Comisi√≥n de Seguridad Migratoria de la Uni√≥n Europea sobre la gravedad de la situaci√≥n de Suecia: “Me temo que es el final de la Suecia organizada, decente e igualitaria que hemos conocido hasta ahora. Personalmente,¬†no me sorprender√≠a si se produjera un conflicto en forma de guerra civil.¬†En algunos lugares del pa√≠s, la guerra civil probablemente ya ha comenzado, aunque la coalici√≥n de gobierno no parece haberse enterado”, escribi√≥¬†Johan Patrick Engellau .

musulmanes queman bandera sueca




El canal de televisi√≥n¬†10 News¬†inform√≥ recientemente c√≥mo¬†Suecia ha perdido grandes √°reas a manos de grupos armados y religiosos descritos como milicias isl√°micas.¬†El jefe de la polic√≠a de Estocolmo, Lars Alversjo, declar√≥ que “hay niveles de violencia como nunca se vieron en el pa√≠s y en¬†varias zonas de Estocolmo que est√°n quedando fuera de la esfera del Estado“. Tambi√©n observ√≥ que “el sistema jur√≠dico, pilar en toda sociedad democr√°tica, est√° colapsando en Suecia“.

Magnus Ranstorp, profesor e investigador sobre terrorismo y radicalizaci√≥n isl√°mica del Colegio Nacional Sueco de Defensa, declar√≥ a la televisi√≥n que “en las zonas m√°s peligrosas de la capital, grupos radicalizados de la comunidad isl√°mica han tomado el poder en las calles y est√°n implantando su propia ley. En esas √°reas, el sentido de la justicia y la paz se ve amenazado por el hecho de que la polic√≠a se est√° desmoronando y todo empeor√≥ desde principios de este a√Īo. Estocolmo y toda Suecia se encuentran en una situaci√≥n desesperante“, concluy√≥ Ranstorp.

El Servicio de Seguridad Sueco (S√§kerhetspolisen) advirti√≥ que el pa√≠s est√° siendo “infiltrado por cientos de isl√°micos que comparten la ideolog√≠a del Estado Isl√°mico (ISIS, por sus siglas en ingl√©s)“, y en muchos lugares los funcionarios p√ļblicos solicitan escolta policial o protecci√≥n para desplazarse a sus oficinas. El servicio de seguridad advirti√≥ que “unas 15.042 mujeres suecas han sufrido ataques sexuales durante el √ļltimo a√Īo en zonas de la capital en que las autoridades admiten¬†grandes √°reas bajo la aplicaci√≥n de la sharia (ley) isl√°mica“.

La palabra que las autoridades suecas y los medios de comunicaci√≥n utilizan para las “zonas prohibidas para los no musulmanes”, y en las que se aconseja a los ciudadanos no transitar es¬†Utenforskap, su significado define a las “√°reas excluidas”.¬†En esas √°reas, la ley sueca ha sido reemplazada por una mezcla de ley de pandillas de inmigrantes y por un c√≥digo isl√°mico conocido como sharia.¬†Las bandas musulmanas armadas y los radicales isl√°micos est√°n socavando la democracia sueca, sostuvo el Servicio de Seguridad Nacional en un informe reciente.




musulmanes en suecia descontrolados

La √ļnica raz√≥n por la cual aun no se ha producido un conflicto armado a gran escala en Estocolmo, la capital de un pa√≠s antes pac√≠fico y seguro, probablemente se relaciona con que la alianza socialdem√≥crata-ecologista que gobierna Suecia pretende ignorar la gravedad de la situaci√≥n y no est√° presentando ninguna resistencia real contra los isl√°micos, declar√≥ Magnus Ranstorp.

Incluso si el Gobierno sueco decide enfrentar estas bandas criminales isl√°micas, Suecia no tendr√≠a la capacidad necesaria para revertir esta situaci√≥n,¬†su seguridad y fuerzas policiales han sido rebasadas. El 70% de los agentes del orden del pa√≠s est√°n considerando dejar sus empleos en lo que configura una clara se√Īal de que la fuerza policial est√° completamente desmoralizada. Los militares, en este pa√≠s tradicionalmente pacifista, se reducen a casi nada, y no hay dinero para arreglar semejante problema, declar√≥ Johan Patrick Engellau.

Engellau agreg√≥ que “el Gobierno no parece entender que ha perdido el control. Hay un punto en el que ya no se puede detener el desarrollo de una situaci√≥n”. “No s√© si Suecia ha llegado a ese punto por las consecuencias de la inmigraci√≥n descontrolada, pero me temo que estamos ante¬†un momento de desenlace tr√°gico.¬†El momento es tan grave que incluso si tom√°ramos una acci√≥n clara y poderosa que incluya detener la inmigraci√≥n y la pol√≠tica del multiculturalismo, no s√© si podr√≠amos salvar a Suecia”, concluy√≥.




Lo cierto es que la élite política de Suecia está lejos de tomar una acción tan decisiva, ya que ni siquiera ha comenzado a hablar abiertamente sobre estos problemas. Sin embargo, el país pronto necesitará de la ayuda internacional. El pedido de ayuda del jefe de policía Dan Eliasson se dirigió solamente a los estamentos políticos dentro de Suecia, pero muy pronto la comunidad internacional tendrá que intervenir si se quiere evitar una catástrofe social, civil y humanitaria, concluyó Eliasson.

Tras la llegada masiva de inmigrantes musulmanes, Suecia, el país del mundo con más violaciones

Mujer Sueca agredida por musulmanes en Suecia

El ejemplo de Suecia es quizás el más gráfico por todo lo que representa este país escandinavo, adalid del estado del bienestar y también del multiculturalismo, punto en el que se ha diferenciado de otros países del norte de Europa mucho más restrictivos en materia migratoria.

Un¬†informe del Instituto Gatestone¬†muestra la realidad del pa√≠s escandinavo una vez que se han cumplido¬†cuarenta a√Īos desde que el Parlamento sueco aprob√≥ por unanimidad adoptar el multiculturalismo. Hoy en d√≠a Suecia es uno de los destinos favoritos de la inmigraci√≥n, mucha proveniente de pa√≠ses musulmanes en los que les venden un pa√≠s en el que se podr√°n beneficiar de todo tipo de prestaciones y disfrutar de bellas mujeres rubias y con ojos azules.




Las consecuencias de las políticas suecas

Pues seg√ļn los datos del informe del¬†think tank¬†norteamericano, en estos cuarenta a√Īos el crimen violento se ha disparado en un 300%. Pero lo que es m√°s grave a√ļn es el escandaloso dato de violaciones.¬†En 1975 se denunciaron 421 casos mientras que en 2014 hubo 6.620, un 1472% m√°s.

Una cifra que comparada con otros pa√≠ses muestra la gravedad de los hechos. Espa√Īa tuvo, seg√ļn los √ļltimos datos publicados en 2014, 1.300 denuncias entre una poblacion de casi 47 millones de habitantes. Suecia tuvo 5.320 casos m√°s con 37 millones de habitantes menos. Todo un drama.

numero de delitos (violación) por cada 100.000 habitantes.

Y es que Suecia, ejemplo mundial del multiculturalismo, es seg√ļn las estad√≠sticas publicadas por la ONU¬†el segundo pa√≠s con una mayor tasa de denuncias de violaciones del mundo por habitante. Es con diferencia el m√°s alto de Occidente y tan s√≥lo es superado por el pa√≠s africano de Lesoto.




El Gobierno esconde la nacionalidad de los autores

Durante los √ļltimos a√Īos la poblacion de Suecia se ha disparado y en estos cuarenta a√Īos ha aumentado un 20%, crecimiento que se debi√≥ en gran parte a la inmigraci√≥n. Los m√°s numerosos en los √ļltimos diez a√Īos han sido iraqu√≠es, sirios y somal√≠es.¬† Sin embargo, el¬†establishment¬†pol√≠tico intenta acallar tanto las cifras de delitos sexuales como su posible relaci√≥n con la inmigraci√≥n. De hecho,¬†la ley sueca proh√≠be publicar estad√≠sticas que se basen en la raza o religi√≥n de las personas.

El 85% de los condenados por violación en el Tribunal de Apelaciones de Svea Hovrätt eran inmigrantes o pertenecían a la segunda generación de inmigrantes

De este modo, el Instituto Gatestone analiza todos los informes disponibles hasta que el Gobierno sueco dej√≥ de realizarlos. En ellos aparec√≠an que el n√ļmero de violadores condenados o sospechosos eran en su gran mayor√≠a de origen extranjero. El √ļltimo, realizado en 2006, realizado por Ann-Christine Hjelm (Universidad de Karlstads), aseguraba que¬†el 85% de los condenados¬†a por lo menos dos a√Īos de prisi√≥n por violaci√≥n en el Tribunal de Apelaciones de Svea Hovr√§tt¬†eran inmigrantes o pertenec√≠an a la segunda generaci√≥n de inmigrantes, en su gran mayor√≠a de origen musulm√°n.

africanos y musulmanes en Alemania agrediendo a mujeres blancas




Pero adem√°s hay otro episodio que se est√° reproduciendo en Suecia que tiene aterrados a las autoridades y a la poblacion femenina. Son las violaciones en grupo, que tristemente se han visto recientemente en Colonia y de manera muy gr√°fica en la plaza Tahir de El Cairo durante la primavera √°rabe.

La Fiscal√≠a sueca calific√≥ uno de los casos de este tipo producidos en el pa√≠s como¬†‚Äúel peor crimen de violaci√≥n en la historia penal sueca‚ÄĚ. En ese caso concreto, producido en 2013, una mujer sueca de 30 a√Īos fue brutalmente violada por ocho hombres en una vivienda destinada a inmigrantes a la espera de asilo. Los autores eran musulmanes. Seg√ļn los √ļltimos datos disponibles, entre 1995 y 2006, se multiplicaron estas violaciones. Desde entonces se han dejado de publicar estad√≠sticas oficiales.

El miedo de las jovenes a ser violadas

Las cifras alarmantes de violaciones y el hecho de que en muchas ocasiones los tribunales hayan absuelto a los sospechosos han provocado un extra√Īo fen√≥meno. Las jovenes suecas y tambi√©n de otros pa√≠ses del norte de Europa, tradicionalmente rubias,¬†han empezado a te√Īirse el pelo¬†para evitar ser objetivo de los violadores¬†que acechan a las f√©minas con esas caracter√≠sticas.




Tampoco los hombres se libran de las agresiones sexuales. El pasado 15 de octubre se cre√≥ la primera unidad en el hospital S√∂dersjukhuset de Estocolmo¬†dedicada exclusivamente a hombres violados. Seg√ļn los datos de criminalidad se registraron un total de 370 durante 2014, aunque el n√ļmero real podr√≠a ser muy superior.

El multiculturalismo ha provocado escenas surrealistas en Suecia haciendo que por ejemplo los musulmanes hayan importado sus costumbres pretendiendo que éstas sean impuestas desde las administraciones. Es lo que reveló el pasado mes de octubre el programa de investigación Kall Fakta de la TV4 sueca.

Los periodistas quer√≠an denunciar que en centros de salud p√ļblicos en zonas de alta concentraci√≥n musulmana se realizan test de virginidad a mujeres jovenes. Para ello tres jovenes de Oriente Medio acudieron con una c√°mara oculta y otra persona que se hizo pasar por t√≠a de las chicas insisti√≥ en que les hicieran las pruebas. Pese a las protestas de las jovenes, los m√©dicos (algunos tambi√©n extranjeros) las examinaron contra su voluntad. Incluso¬†se ofrecieron a¬†emitir, previo pago, ‚Äėcertificados de virginidad‚Äô para ellas.

En centros de salud de Estocolmo se llegan a emitir ‚Äėcertificados de virginidad‚Äô a jovenes musulmanas pese a la resistencia de las jovenes.

El claro ejemplo de la ciudad de Malmoe




Pese a todos estos sucesos Suecia sigue vendiendo su imagen plural. Y en este punto cobra especial relevancia la ciudad de Malmoe, el paradigma del multiculturalismo. Es la tercera ciudad del país con algo más de 300.000 habitantes y con más de un tercio de su poblacion de origen extranjero, siendo los musulmanes los más numerosos de los llegados recientemente.

hombre judio en Malmo

Pero lo que deb√≠a ser el para√≠so de la tolerancia es un infierno para muchos. Que se lo pregunten a la anta√Īo nutrida comunidad jud√≠a, que ha iniciado un √©xodo del que deb√≠a ser el lugar id√≠lico para convivir. Y para mostrar lo que all√≠ sucede el periodista¬†sueco Peter Ljunggren rod√≥ un peculiar documental titulado¬†Judehatet i Malm√∂¬†(Odio al jud√≠o en Malmoe).

El experimento era sencillo.¬†Ljunggren se coloc√≥ una kip√° y se pase√≥ por la ciudad¬†para ver qu√© pasaba. Los resultados fueron alarmantes. En todo momento tuvo que soportar insultos y amenazas como¬†‚Äújud√≠o de mierda‚ÄĚ, ‚Äújud√≠o diab√≥lico‚ÄĚ y expresiones como ‚Äúos vamos a matar a todos‚ÄĚ.¬†Y efectivamente fueron protagonizadas por jovenes de origen musulm√°n, que podr√≠an ser los mismos que los que apedrean la sinagoga de manera regular.




El esquema neomarxista del multiculturalismo

El catedr√°tico de Filosof√≠a del Derecho de la Universidad de Sevilla,¬†Francisco Jos√© Contreras, destaca para¬†Actuall¬†el ‚Äúfracaso en la asimilaci√≥n de la inmigraci√≥n extraeuropea‚ÄĚ. Para ello, explica¬† que ‚Äúlos asi√°ticos o hispanoamericanos que llegan a EEUU se sienten patriotas estadounidenses muy pronto mientras que los magreb√≠es que viven en Francia abuchean la Marsellesa en los campos de f√ļtbol‚ÄĚ.

Contreras: ‚ÄúEl multiculturalismo establece que¬†Occidente no tiene derecho a imponer sus valores a los inmigrantes pues sus culturas deben merecer el m√°ximo respeto‚ÄĚ

Adem√°s, Contreras incide en¬†la complicidad de la izquierda europea en estas pol√≠ticas. A su juicio, ha utilizado ‚Äúun esquema neomarxista en el cual Occidente juega el papel de la burgues√≠a explotadora y las otras etnias el del proletariado explotado‚ÄĚ. Adem√°s, cree que en con el multiculturalismo aflora el ‚Äúrelativismo‚ÄĚ pues¬†la izquierda considera ‚Äúopresiva la tradici√≥n cultural cristiana-occidental‚ÄĚ.

dos mujeres musulmanas tapadas siendo etrevistadas

En este sentido, el profesor universitario a√Īade que en el multiculturalismo ‚Äúno existen valores universales‚ÄĚ y en la pol√≠tica migratoria esto se ha traducido ‚Äúen el prejuicio seg√ļn el cual¬†Occidente no tiene derecho a imponer sus valores a los inmigrantes¬†pues sus culturas deben merecer el m√°ximo respeto‚ÄĚ.




En consecuencia, la aplicaci√≥n de estas pol√≠ticas ‚Äúha favorecido la aparici√≥n de guetos √©tnicos¬†en los pa√≠ses de acogida ‚Äďregidos por sus costumbres y valores de origen- y ha dificultado la asimilaci√≥n‚ÄĚ.

La ONU asegura en uno de sus informes que Suecia podria convertirse en un pais Tercermundista en 15 a√Īos

futuro de Suecia

Un informe de la ONU asegura que Suecia en 15 a√Īos sera un pa√≠s del Tercer Mundo, por debajo de paises como Argelia, Libia, Bulgaria o Rumania. Los Suecos piensan que van hacia el progreso con estas pol√≠ticas pero lo √ļnico que consiguen es lo contrario.

En Suecia, los partidos de izquierdas y los medios de comunicación creen que el existo de su sociedad perfecta es la multiculturalidad: la inmigración a gran escala de musulmanes de algunas de los países más pobres y más atrasadas de la mundo. Los suecos que no están deacuerdo con esto, corren el riesgo de ser tachados de racistas, de fascistas, incluso de nazis.




Los que han dise√Īado y realizado este plan de inmigraci√≥n creo que no se dan cuenta de que el crimen esta en aumento, de que las puntuaciones en las escuelas esta disminuyendo, de las violaciones en masas, de la inseguridad en las calles ( sobre todo por las noches y sin hablar de las zonas tomadas por la “minoria musulmana”).¬†Nada de eso es tenido en cuenta por los defensores de ese modelo fracasado.

Varios periodistas estadounidenses hablaron con 2 periodistas suecos, estos dieron a entender que el ambiente que se respiraba en Suecia era de “opresi√≥n estalinista” donde los cuidadanos ten√≠an miedo incluso de dar su opini√≥n al respecto de todo esto en publico por miedo a ser captados por alguien o algun medio de comunicaci√≥n y ser etiquetado de racista a nivel nacional, pero ademas no es todo, en muchas ocasiones tambi√©n el que expresa su opini√≥n se arriesga a perder su empleo, el respeto de sus conocidos e incluso a su familia. Usted no tendr√° ning√ļn futuro si va aireando sus orientaciones pol√≠ticas.

Se cuenta ya por miles los casos de Suecos o bien adinerados que en busca de mas calma y seguridad se mudan a pa√≠ses mas seguro como Polonia, o bien personas de origen sueco que no aguantan mas y no son capaces de agachar sus cabezas sin decir nada ante lo que se aproxima, por lo cual optan a mudarse a otros pa√≠ses con mas libertad de expresi√≥n como por ejemplo Polonia ( un pa√≠s que a pesar de estar en la misma estructura EURO no tiene ning√ļn problema de los que nos presenta Suecia ).

Suecia no se va a convertir en un pa√≠s Tercermundista de un d√≠a para otro, pero, seg√ļn el informe de la ONU, si nada cambia de forma muy significativa, este proceso no tendr√° marcha atr√°s. Uno de los dos reporteros Suecos a√Īadio:¬†Nosotros tuvimos un pa√≠s perfectamente bueno, un pa√≠s rico, un pa√≠s seguro de vivir y en unos pocos a√Īos, ese pa√≠s ha desaparecido.




Summary
Review Date
Reviewed Item
Krystian.O
Author Rating
51star1star1star1star1star