Ansiedad inducida por el ejercicio

mujer yoga




Ansiedad inducida por ejercicio

Es un problema que afecta a un número sustancial de personas. Mientras que la ansiedad inducida por ejercicio podría fácilmente extinguir tus ansias de entrenamiento, no puedes dejar que controle tu vida. Hay algunos pasos positivos que puedes seguir para remediar los efectos de este trastorno que van desde trucos psicológicos hasta fisiológicos destinados a frenar los instintos naturales del cuerpo.

Vea también : Comparaciones Literarias 

¿Qué es la ansiedad inducida por el ejercicio?



La ansiedad inducida por el ejercicio es simplemente un ataque de ansiedad desencadenado por actividad física. Los individuos que sufren de ansiedad están más “sintonizados” con sus cuerpos que otras personas, así que esto magnifica internamente el efecto de la percepción de cualquier estado psicológico atípico, como la respuesta del cuerpo al esfuerzo físico.

Síntomas comunes

Los síntomas más comunes de la ansiedad inducida por el ejercicio incluyen sudoración, falta de aliento, taquicardia y desorientación o sensaciones de mareo. Desafortunadamente, estos son síntomas que pueden ser causados tanto por un ataque de ansiedad como por el ejercicio, así que diferenciar ambos no siempre es sencillo.

Causas de la ansiedad inducida por el ejercicio

Mientras que la respuesta obvia es que el ejercicio dispara el ataque de ansiedad, el enfoque más astuto es considerar qué elemento del entrenamiento está resultando en pánico. A menudo existe una conexión consciente o inconsciente entre tu estado psicológico post-ejercicio y previos incidentes de ansiedad. Otras veces, un síntoma físico (como un elevado ritmo cardiaco a causa del ejercicio intenso) pueden activar los mecanismos de pánico del cuerpo, derivando en el desarrollo de un ataque de ansiedad.




Vea también : Generación sexualizada 

Medidas atenuantes

Para mitigar los efectos que la ansiedad inducida por el ejercicio puede tener sobre tu vida, la doctora en filosofía Patricia A. Farrel, una psicóloga acreditada y experta en ansiedad, recomienda una combinación de respiración relajante y un pensamiento positivo constante. El pensamiento motivacional puede ocurrir antes, durante y después de las sesiones de ejercicio, tiempo en el cual debes decirte a ti mismo que los sentimientos que estás experimentando se deben al entrenamiento y no a un desastre inminente. La respiración relajante significa simplemente tomar el control metal de tu respiración, procurando mantenerla lenta, estable y acompasada.

Consideraciones

Emplear una rutina también puede ayudarte a romper el ciclo de ansiedad inducida por ejercicio. Asegúrate de llevar a cabo una larga sesión de calentamiento para preparar tu cuerpo para los eventos que se avecinan. Después del entrenamiento, no te detengas abruptamente; en lugar de eso, baja la velocidad gradualmente. Esto ayudará a tu cuerpo a acostumbrarse a la transición entre dentro y fuera del “modo ejercicio”, disminuyendo tus síntomas de ansiedad y ayudándote a superar tus dificultades.



Vea también : Desigualdad Social 

Tipos de ansiedad somática ->

ansiedad somática

El término “ansiedad somática” se refiere a los cambios físicos que ocurren en el cuerpo cuando una persona experimenta ansiedad. Estos cambios fisiológicos son un contraste con los síntomas de la ansiedad cognitiva o psíquica, que se refiere a las manifestaciones psicológicas de la ansiedad, como la tensión, el miedo o la preocupación. Melinda Smith, MA de Helpguide.org, escribe que los efectos somáticos de la ansiedad a veces pueden inducir a error a una persona y hacerla creer que sus síntomas tienen origen médico, cuando puede ser más apropiado un tratamiento psicológico o psiquiátrico.




Tensión muscular y ansiedad somática

R.L. Hazlett del Departamento de Psiquiatría de la Institución Médica Johns Hopkins ha descubierto que, en casos de un desorden generalizado de ansiedad, la tensión de los músculos puede volverse crónicamente elevada en el músculo frontal, el cual esta ubicado en la frente, y que el músculo gastrocnemio, ubicado detrás de la parte baja de la pierna, aumenta su tensión en respuesta al estrés.

Vea también : Síntomas de daño en el bazo

Las personas bajo estrés a veces buscan terapia de masajes para que los ayude a relajarse. El aumento de la tensión muscular es una forma de ansiedad somática que parece responder bien a los masajes terapéuticos, según MayoClinic.com

Ansiedad somática gastrointestinal

La aparición de desórdenes intestinales, como las úlceras y las náuseas, está ligada a una alta preponderancia de desórdenes de ansiedad, dice MD Fossery del Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur.

El cerebro ha sido ligado al tracto gastrointestinal en experimentos que indican que la ansiedad y el dolor gastrointestinal parecen compartir causas y efectos biológicos comunes. Los medicamentos para la ansiedad pueden resultar eficaces para aliviar los desórdenes gastrointestinales, y Fossey recomienda que estudios adicionales pueden confirmar esa posibilidad.

Ansiedad somática cardiovascular

El ritmo cardíaco aumentado o irregular y el incremento de la presión sanguínea pueden también indicar ansiedad somática.

Aquellos con ansiedad somática suelen describir la sensación de que su corazón “se acelera” o “late muy fuerte”, lo cual puede ser resultado de un aumento del ritmo cardíaco. El doctor Edward Laskowski de MayoClinic.org dice que el corazón en reposo normal típicamente late un promedio de 60 a 100 veces por minuto.



Vea también : Desigualdad económica 

Sheldon Sheps, M.D., también de la Mayo Clinic, explica que la ansiedad puede producir “picos dramáticos de orden temporal en la presión sanguínea”. Si dicho ataque ocurre regularmente, se torna importante buscar ayuda médica, ya que episodios frecuentes de aumento extremo de presión de la sangre pueden causar daño a los vasos sanguíneos e incrementar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad aguda? 

La ansiedad aguda es una condición psiquiátrica que la sufre el 2 por ciento de la población. Las mujeres tienen el doble de probabilidad de padecer este trastorno. Se caracteriza por un temor repentino y excesivo seguido de un ataque de pánico. Luego del ataque, generalmente se producen cambios en el comportamiento del individuo. Si bien cada caso es diferente, la ansiedad aguda puede diagnosticarse y tratarse de varias maneras.



Descripción

El trastorno agudo de ansiedad puede presentarse en cualquier grupo etario.
 

La ansiedad aguda se caracteriza por ataques de pánico producidos por un temor repentino y excesivo. Durante un ataque de pánico una persona siente que pierde el control, transpira, tiembla en exceso, respira rápidamente o hiperventila, tiene mareos, sofocones, palpitaciones y dolor en el pecho. Algunas personas lo describen como un infarto. Después de un ataque de pánico se producen cambios en el comportamiento de la persona. Pueden producirse depresión, ira, entumecimiento emocional, pesadillas y escenas retrospectivas. También el individuo puede estar azorado. El trastorno agudo de ansiedad generalmente aparece en niños y adultos antes de los 24 años de edad. No obstante, cualquier grupo etario puede experimentar este trastorno.




Vea también : Justicia restaurativa 

Causas

Si bien se desconocen las causas exactas de la ansiedad aguda, los investigadores descubrieron que esta condición en general coexiste en quienes sufren de trastorno de pánico, alcoholismo o depresión. Muchas veces una persona con ansiedad aguda también tiene una o más fobias como la fobia social o temor a la muerte. Alergias a las comidas, desnutrición, estrés y desequilibrios químicos también pueden ser causas de ansiedad aguda, al igual que una persona que ha sufrido una experiencia traumática o aterradora. Los individuos que son adictos a drogas que inducen a alucinaciones o que ingieren estimulantes como el café o el tabaco también corren riesgo. La genética también juega un papel en la ansiedad aguda ya que se ha comprobado que se traspasa de padres a hijos.

Síntomas

Los síntomas del trastorno de ansiedad aguda se dividen en cuatro grupos: físico, mental, emocional y perceptivos. Los síntomas físicos incluyen experimentar por lo menos cuatro o más de los siguientes: retorcerse, sacudirse, temblar, latidos rápidos, hiperventilar, mareos, nerviosismo, tensión muscular, sofocones, malestar estomacal, pasmos, transpiración fría, inquietud o dolor en el pecho. Las cantidades excesivas de norepinefrina en el sistema aumentan las pulsaciones y el índice de respiración, dando por resultado un ataque de pánico. Los síntomas mentales incluyen sensaciones de terror y temor extremo, pérdida de control, diálogo confuso interno o externo consigo mismo, confusión y paranoia. Los síntomas emocionales son cambios en el comportamiento como un llanto excesivo, ira, depresión, escenas retrospectivas y pesadillas. Muchas personas que padecen de ansiedad aguda experimentan síntomas perceptivos como que el tiempo se enlentece o se acelera, la visión de un túnel o sentir que están soñando.



Vea también : Racismo definición 

Diagnóstico

Se pueden hacer varios exámenes para diagnosticar la ansiedad aguda.
 

Los médicos cuentan con varios exámenes para determinar si un paciente sufre de ansiedad aguda o de otra forma de ansiedad. En primer lugar, descartan cualquier condición física que pudiera ser la fuente de los síntomas, como problemas cardíacos o asma, que tienen síntomas similares a los de un ataque de pánico. Otros síntomas, como la cantidad y la severidad de los ataques de pánico, la duración de los cambios en el comportamiento después de un ataque y la duración del temor de que vuelva a pasarle luego de experimentar uno se toman en cuenta al diagnosticar la ansiedad aguda. Una vez realizado el diagnóstico se puede establecer un plan de tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento consta en psicoterapia o medicación, o en ambos. También pueden prescribirse cambios en la dieta como evitar el azúcar y la harina refinadas y las comidas con alto contenido de carbohidratos para que el azúcar en sangre del paciente no fluctúe demasiado. Agregar el ejercicio es beneficioso para quienes padecen de ansiedad aguda puesto que los químicos eliminados en el cuerpo durante el ejercicio ayudan a estabilizar el estado de ánimo. Las técnicas de relajación también son beneficiosas para que los pacientes aprendan a calmarse solos durante momentos de estrés. Con el tratamiento adecuado es posible que un paciente controle con éxito su ansiedad aguda.




Trastorno de ansiedad inducido por sustancias

 

Este tipo de trastorno de ansiedad se caracteriza por la presencia de síntomas ansiosos secundarios a los efectos fisiológicos de una droga, fármaco o tóxico; o a la detención de su consumo (síndrome de abstinencia).

ansiedad por sustancias de drogas

Para su diagnóstico es significativo observar la historia de consumo de tóxicos o fármacos del sujeto, para así poder establecer una relación causa-efecto.

Las trastornos de ansiedad secundarios más frecuentes que presentan son:

    • Crisis de angustia.
    • Fobias.
    • Obsesiones.
    • Compulsiones.
    • Ansiedad generalizada intensa.
    •  
    • Los síntomas de ansiedad serán los característicos del trastorno concreto que muestre el sujeto (palpitaciones, miedo, temblores, pensamientos negativos, irritabilidad, etc.).



    • Las sustancias más habituales que provocan ansiedad secundaria son :
      • Alcohol.
      • Alucinógenos.
      • Anfetaminas o derivados.
      • Cafeína.
      • Cocaína.
      • Cannabis.
      • Inhalantes.
      • Sedantes.
      • Hipnóticos.
      • Ansiolíticos.
      • Fenciclidina.

      En el trastorno de ansiedad inducido por sustancias, la sintomatología ansiosa está siempre vinculada al consumo, uso o dependencia de un tóxico, ya sea una droga o un medicamento.

      Su diagnóstico concreto solamente se realizará si se puede comprobar la existencia de esta asociación con una sustancia.




También le puede interesar :

Anti-Racismo 

Redes sociales mas utilizadas 

Adolescente rebelde

Pobres y Ricos 

Capitalismo definición 

Definición de ética y moral 




 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Krystian.O
Author Rating
51star1star1star1star1star